Horario:  Lunes‑Viernes  10:00‑20:00   Sábados‑ 10:00‑14:00
Llamanos:  631214754

Reemplazo de la pantalla del Samsung Galaxy S10

Reparación de móviles Ponferrada > Nuestro blog > Blog > Reemplazo de la pantalla del Samsung Galaxy S10
Reemplazo de la pantalla del Samsung Galaxy S10

Si tienes un Samsung Galaxy S10 con la pantalla dañada, no te preocupes, en esta guía te enseñaremos paso a paso cómo reemplazarla por una nueva. Antes de comenzar, asegúrate de tener las herramientas necesarias, un espacio limpio y ordenado, y seguir todas las instrucciones con cuidado.

Requisitos y herramientas necesarias

Para reemplazar la pantalla del Samsung Galaxy S10, necesitarás:

  • Pantalla de repuesto para Samsung Galaxy S10
  • Juego de destornilladores para móviles
  • Púa de plástico
  • Secador de pelo o pistola de calor
  • Cinta adhesiva de doble cara
  • Toalla o paño suave

Paso 1: Preparación

Antes de comenzar, apaga el teléfono y retira la tarjeta SIM. Asegúrate de tener un espacio limpio y bien iluminado para trabajar. Utiliza una superficie suave para evitar dañar la pantalla del teléfono.

Paso 2: Remoción de la pantalla dañada

Estos son los pasos para remover la pantalla dañada:

Paso 2.1: Calienta ligeramente el borde de la pantalla con el secador de pelo o la pistola de calor para ablandar el adhesivo.

Paso 2.2: Utiliza la púa de plástico para separar con cuidado la pantalla del chasis. Ve deslizando la púa alrededor de los bordes para soltar el adhesivo.

Paso 2.3: Levanta suavemente la pantalla para exponer los conectores debajo. Desconecta los conectores flexibles con la ayuda de un destornillador para móviles.

Paso 2.4: Retira la pantalla dañada con cuidado y mantenla en un lugar seguro.

Paso 3: Instalación de la pantalla de repuesto

Ahora es el momento de instalar la pantalla de repuesto:

Paso 3.1: Conecta los cables flexibles de la nueva pantalla al cuerpo del teléfono.

Paso 3.2: Alinea la pantalla con el chasis y presiónala suavemente para que el adhesivo se adhiera correctamente.

Paso 3.3: Utiliza cinta adhesiva de doble cara si es necesario para reforzar la fijación de la pantalla.

Paso 3.4: Asegúrate de que la nueva pantalla funciona correctamente antes de proceder a cerrar el teléfono.

Paso 4: Pruebas y ensamblaje final

Una vez instalada la nueva pantalla, enciende el teléfono y realiza pruebas para verificar su funcionamiento. Si todo está en orden, procede a montar el teléfono de nuevo:

Paso 4.1: Asegúrate de que la pantalla esté limpia y sin polvo antes de cerrar el teléfono.

Paso 4.2: Vuelve a colocar la tarjeta SIM y enciende el teléfono para confirmar que todo funcione correctamente.

Paso 4.3: Si todo está en orden, coloca los tornillos en su lugar y asegúralos con el destornillador.

Una vez completados estos pasos, habrás reemplazado con éxito la pantalla de tu Samsung Galaxy S10. ¡Ahora podrás disfrutar de un teléfono con una pantalla nueva y sin problemas!