Horario:  Lunes‑Viernes  10:00‑20:00   Sábados‑ 10:00‑14:00
Llamanos:  631214754

Cómo volver a enhebrar una sudadera con capucha

Reparación de móviles Ponferrada > Nuestro blog > Blog > Cómo volver a enhebrar una sudadera con capucha
Cómo volver a enhebrar una sudadera con capucha

En algún momento de tu vida, es posible que te hayas encontrado con el problema de que la cuerda o cordón de tu sudadera con capucha se ha salido de su lugar. No te preocupes, en esta guía te mostraremos paso a paso cómo volver a enhebrar una sudadera con capucha para que puedas solucionar este inconveniente de manera rápida y sencilla.

Material necesario

Para realizar este proceso necesitarás:

  • La sudadera con capucha que necesitas enhebrar
  • Un cordón nuevo del mismo grosor que el original, preferiblemente un poco más largo para facilitar el enhebrado
  • Tijeras

Paso 1: Preparación

Antes de comenzar, asegúrate de que la sudadera esté limpia y planchada para facilitar el proceso.

Paso 2: Retirar el cordón viejo

Localiza los extremos del cordón en la sudadera. Puede que estén dentro de unos pequeños agujeros en la capucha o simplemente a los lados de la abertura de la misma. Una vez los encuentres, tira suavemente para sacar completamente el cordón viejo de la sudadera. Si el cordón está atado a los extremos, desata el nudo para retirarlo por completo.

Recuerda que si el cordón está desgastado o dañado, es preferible reemplazarlo por uno nuevo para evitar futuros problemas.

Paso 3: Preparar el cordón nuevo

Si es necesario, corta el extremo del cordón nuevo para que quede un poco más afilado y facilitar su paso a través de la sudadera.

Paso 4: Enhebrar el cordón

Comienza a enhebrar el cordón nuevo desde un extremo de la sudadera, pasándolo por los agujeros o canalillos especificados para ello. Puedes ayudarte de un gancho para facilitar el proceso. Continúa enhebrando hasta llegar al otro extremo de la sudadera.

Paso 5: Ajustar y terminar

Una vez has enhebrado el cordón por toda la sudadera, asegúrate de que quede parejo en ambos lados. Si es necesario, ajusta la longitud del cordón y haz un nudo en cada extremo para evitar que se salga nuevamente.

Conclusiones

Ahora que has completado el proceso, podrás disfrutar nuevamente de tu sudadera con capucha en perfectas condiciones. Recuerda que con un poco de paciencia y cuidado, es posible solucionar este tipo de situaciones de manera sencilla en casa.