Horario:  Lunes‑Viernes  10:00‑20:00   Sábados‑ 10:00‑14:00
Llamanos:  631214754

Cómo solucionar la deriva del joystick en el controlador inalámbrico Xbox Series X (sin abrir)

Reparación de móviles Ponferrada > Nuestro blog > Blog > Cómo solucionar la deriva del joystick en el controlador inalámbrico Xbox Series X (sin abrir)
Cómo solucionar la deriva del joystick en el controlador inalámbrico Xbox Series X (sin abrir)

Los controladores inalámbricos de Xbox Series X son una herramienta crucial para disfrutar de una experiencia de juego óptima. Sin embargo, a veces pueden surgir problemas como la deriva del joystick, que puede afectar negativamente la jugabilidad. En esta guía, aprenderás cómo solucionar este problema sin la necesidad de abrir el controlador. Sigue leyendo para descubrir los pasos para resolver la deriva del joystick en tu controlador inalámbrico Xbox Series X.

1. Limpieza del joystick

La deriva del joystick a menudo puede ser causada por la acumulación de suciedad, polvo o residuos en torno al joystick. Para resolver este problema, sigue los siguientes pasos:

1.1. Apaga el controlador

Antes de comenzar cualquier tarea de mantenimiento, asegúrate de apagar completamente el controlador para evitar daños accidentales.

1.2. Usa aire comprimido

Con un bote de aire comprimido, apunta hacia el borde del joystick y aplica ráfagas cortas de aire comprimido para eliminar cualquier suciedad o residuo que pueda estar causando la deriva.

1.3. Utiliza un bastoncillo de algodón y alcohol isopropílico

Humedece ligeramente un bastoncillo de algodón con alcohol isopropílico y frota suavemente alrededor del joystick para eliminar la suciedad adherida. Asegúrate de no aplicar demasiado líquido para evitar dañar el controlador.

2. Calibración del joystick

Si la limpieza no resolvió el problema de la deriva del joystick, es posible que necesites recalibrar el joystick. Sigue estos pasos para calibrar el joystick de tu controlador inalámbrico Xbox Series X:

2.1. Accede a la configuración del controlador

En la consola Xbox, ve a la configuración del controlador y selecciona la opción para calibrar el joystick.

2.2. Realiza la calibración

Sigue las instrucciones en pantalla para completar el proceso de calibración. Asegúrate de seguir las indicaciones con precisión para garantizar una calibración correcta del joystick.

3. Actualiza el firmware del controlador

En algunos casos, la deriva del joystick puede ser causada por problemas de firmware. Para resolver esto, sigue estos pasos para actualizar el firmware de tu controlador inalámbrico:

3.1. Conecta el controlador a la consola

Utiliza un cable USB-C para conectar el controlador a la consola Xbox Series X.

3.2. Busca actualizaciones de firmware

En la configuración de la consola, busca la opción para actualizar el firmware del controlador. Si hay una actualización disponible, descárgala e instálala siguiendo las instrucciones en pantalla.

Nota: Asegúrate de que la consola esté conectada a internet para poder buscar y descargar las actualizaciones de firmware.

Conclusión

La deriva del joystick en el controlador inalámbrico Xbox Series X puede ser un problema frustrante, pero siguiendo los pasos mencionados anteriormente, puedes intentar solucionarlo sin la necesidad de abrir el controlador. Si los problemas persisten después de intentar estas soluciones, considera ponerse en contacto con el soporte técnico de Xbox para obtener asistencia adicional.