Horario:  Lunes‑Viernes  10:00‑20:00   Sábados‑ 10:00‑14:00
Llamanos:  631214754

Cómo solucionar la deriva del controlador inalámbrico de Xbox One

Reparación de móviles Ponferrada > Nuestro blog > Blog > Cómo solucionar la deriva del controlador inalámbrico de Xbox One
Cómo solucionar la deriva del controlador inalámbrico de Xbox One

La deriva del controlador inalámbrico de Xbox One es un problema común que puede afectar a la experiencia de juego de los usuarios. La deriva ocurre cuando el joystick o la dirección del controlador comienza a moverse por sí solo, sin que el usuario lo esté manipulando. Si te encuentras con este problema, no te preocupes, hay varias soluciones que puedes probar para solucionarlo.

Limpiar el controlador

En muchos casos, la deriva del controlador de Xbox One puede ser causada por suciedad o residuos acumulados en el interior del joystick. Para solucionar este problema, puedes intentar limpiar el controlador. Usa un paño suave y seco para limpiar el exterior del controlador y un bastoncillo de algodón humedecido con alcohol isopropílico para limpiar suavemente alrededor del joystick. Asegúrate de que el controlador esté desconectado antes de limpiarlo para evitar daños.

Calibrar el controlador

La deriva del controlador también puede ser el resultado de una mala calibración. Puedes intentar calibrar el controlador para corregir cualquier desviación en los joysticks. Para hacerlo, ve a la configuración de Xbox One, selecciona «Dispositivos y accesorios», elige el controlador que estás utilizando y busca la opción de calibración. Sigue las instrucciones en pantalla para recalibrar el controlador y corregir cualquier deriva.

Actualizar el firmware del controlador

Asegúrate de que tu controlador esté actualizado con el firmware más reciente. Conecta el controlador a la consola Xbox One o a tu PC y verifica si hay actualizaciones de firmware disponibles. Actualizar el firmware del controlador puede solucionar problemas de deriva y mejorar su rendimiento en general.

Reemplazar el joystick

Si ninguna de las soluciones anteriores funciona, es posible que necesites reemplazar el joystick del controlador. Puedes comprar un kit de reemplazo en línea y seguir tutoriales disponibles para desmontar el controlador y reemplazar el joystick defectuoso. Asegúrate de seguir las instrucciones con cuidado para no dañar el controlador durante el proceso.

Recursos adicionales

Si has intentado todas las soluciones anteriores y todavía experimentas deriva en tu controlador inalámbrico de Xbox One, puede ser útil contactar al servicio de soporte técnico de Xbox para obtener más asistencia. Ellos pueden sugerir soluciones adicionales o ayudarte a reparar o reemplazar tu controlador si está dentro del período de garantía.

Recuerda siempre trabajar con cuidado al intentar solucionar problemas de hardware para evitar dañar aún más tu dispositivo.