Horario:  Lunes‑Viernes  10:00‑20:00   Sábados‑ 10:00‑14:00
Llamanos:  631214754

Cómo arreglar una cadena de bicicleta floja

Reparación de móviles Ponferrada > Nuestro blog > Blog > Cómo arreglar una cadena de bicicleta floja
Cómo arreglar una cadena de bicicleta floja

Arreglar una cadena de bicicleta floja es una tarea común que todo ciclista debería saber cómo hacer. Una cadena floja no solo dificulta el pedaleo, sino que también puede causar daños adicionales si no se arregla correctamente. En esta guía, aprenderás paso a paso cómo ajustar una cadena de bicicleta para asegurar un paseo suave y seguro.

Paso 1: Herramientas necesarias

Antes de empezar, reúne las siguientes herramientas que necesitarás:

  • Llave inglesa o llave de cadena
  • Alicates de punta fina
  • Lubricante para cadena

Paso 2: Verificar la tensión de la cadena

Coloca la bicicleta en un soporte o voltéala para que quede boca arriba. Gira los pedales hacia atrás y observa la cadena. Debería tener una ligera tensión, pero no demasiado apretada ni floja. Una forma de verificar la tensión es presionando la cadena con el dedo en la mitad entre el piñón y el plato más grande; la cadena debería moverse hacia arriba y abajo aproximadamente 1 centímetro.

Paso 3: Ajustar la tensión de la cadena

Si la cadena está floja, utiliza una llave inglesa o llave de cadena para aflojar el eje de la rueda trasera. Desliza la rueda hacia adelante ligeramente para aumentar la tensión de la cadena. Si la cadena está demasiado apretada, afloja el eje de la rueda y deslízala hacia atrás.

Consejo:

Es importante que ambas ruedas estén alineadas correctamente al ajustar la tensión de la cadena para evitar problemas de transmisión y desgaste prematuro de la cadena.

Paso 4: Verificar el alineamiento

Una vez ajustada la tensión, verifica que la rueda esté centrada entre los punteros del cuadro. Asegúrate de que el piñón esté alineado con el plato trasero.

Paso 5: Lubricar la cadena

Aplica lubricante específico para cadenas en la cadena y gira los pedales para que el lubricante se distribuya uniformemente. Limpia el exceso de lubricante con un trapo limpio. Una cadena bien lubricada reduce la fricción y mejora el rendimiento.

Ahora que has seguido estos pasos, tu cadena de bicicleta debería estar correctamente ajustada y lista para el siguiente paseo. Recuerda revisar regularmente la tensión y el estado de la cadena para mantener un funcionamiento óptimo de tu bicicleta.