Horario:  Lunes‑Viernes  10:00‑20:00   Sábados‑ 10:00‑14:00
Llamanos:  631214754

Cómo aplicar pasta térmica

Reparación de móviles Ponferrada > Nuestro blog > Blog > Cómo aplicar pasta térmica
Cómo aplicar pasta térmica

La pasta térmica es un componente crucial para garantizar la eficiencia y la durabilidad de un sistema de refrigeración de un ordenador. Aplicar correctamente la pasta térmica es vital para asegurar una transferencia eficiente del calor entre el procesador y el disipador térmico. En esta guía, te mostraremos paso a paso cómo aplicar pasta térmica de manera adecuada.

¿Qué es la pasta térmica?

La pasta térmica, también conocida como compuesto térmico, es un material conductor de calor que se utiliza para llenar los microespacios entre el procesador y el disipador térmico. Su función es mejorar la transferencia de calor entre estas dos superficies, evitando así que se formen bolsas de aire que podrían afectar la capacidad de refrigeración.

Paso 1: Preparación

Antes de aplicar la pasta térmica, es fundamental preparar el área de trabajo. Asegúrate de tener un espacio limpio y bien iluminado. Reúne los materiales necesarios: pasta térmica de calidad, alcohol isopropílico, hisopos de algodón y papel absorbente.

Paso 2: Limpieza de superficie

Utiliza el alcohol isopropílico y un hisopo de algodón para limpiar cuidadosamente tanto la superficie del procesador como la base del disipador térmico. Elimina cualquier residuo de pasta térmica o suciedad que pueda afectar la eficacia del compuesto nuevo.

Paso 3: Aplicación de la pasta térmica

Coloca una pequeña cantidad de pasta térmica en el centro del procesador. La cantidad ideal es del tamaño de un grano de arroz crudo. Es crucial no excederse en la cantidad, ya que un exceso de pasta térmica puede tener el efecto contrario y reducir la eficacia de la transferencia de calor.

Consejo: Para distribuir la pasta térmica de manera uniforme, puedes utilizar una tarjeta plástica o una espátula para esparcirla suavemente sobre la superficie del procesador.

Paso 4: Colocación del disipador térmico

Una vez aplicada la pasta, coloca el disipador térmico sobre el procesador con cuidado. Aplica una presión suave y uniforme para asegurar que la pasta térmica se distribuya de manera uniforme entre las dos superficies.

Paso 5: Comprobación

Verifica que el disipador térmico esté firmemente instalado y que la pasta térmica se distribuya de manera uniforme. Una vez realizado este proceso, ya has aplicado correctamente la pasta térmica en tu ordenador.

Esperamos que esta guía te haya sido útil para aprender a aplicar la pasta térmica de forma efectiva y mejorar el rendimiento térmico de tu equipo. Recuerda que la aplicación adecuada de la pasta térmica puede marcar la diferencia en la temperatura y el rendimiento de tu procesador.